Sugiere a tus amigos que nos sigan en las redes sociales

Un magnífico año para el Guggen

Pinturas y objetos de artistas del surrealismo como Salvador Dalí, una retrospectiva sobre Cy Twombly, y una muestra de las obras maestras del Kunsthistorisches Museum vienés son los atractivos del Guggenheim de Bilbao en 2008.
Man Ray. Modelo reclinada sobre la Carretilla (Brouette) de Óscar Domínguez, 1937. Victoria and Albert Museum, Londres.

Bilbao, febrero de 2008
Surrealismo
Cosas del Surrealismo es la exposición que del 29 de febrero al7 de septiembre 2008 se verá en el museo bilbaíno. La muestra examina por medio de más de 200 objetos el impacto de este movimiento en la arquitectura, el diseño y las artes decorativas.

El Guggenheim es la tercera y última sede mundial de Cosas del surrealismo, una exposición organizada por el Victoria and Albert Museum de Londres, y co-producida por el Museo Guggenheim Bilbao, que ocupará la totalidad de la tercera planta del Museo diseñado por Frank Gehry. La exposición aúna pintura, escultura, mobiliario, moda, joyería, cerámica, textiles, fotografía y cine, divididos en cinco secciones temáticas: "El ballet"; "El surrealismo y el objeto"; "La naturaleza se vuelve extraña"; "La exposición del cuerpo"; y "El interior ilusorio".

La muestra rendirá especial tributo al legado de dos de los protagonistas del movimiento surrealista: Salvador Dalí, cuya dilatada producción ocupará una posición destacada a lo largo de toda la exposición, y Peggy Guggenheim, quien reunió una de las colecciones de arte surrealista más importantes que jamás han existido.

Se trata de la primera muestra que explora la influencia del movimiento en el vasto mundo del diseño, incluyendo el teatro, el diseño de interiores, la moda, la arquitectura o la publicidad. Con más de 200 objetos, provenientes de colecciones públicas y privadas de todo el mundo, enfatiza las tensiones surgidas de la creciente comercialización a la que estuvo sujeta la producción estética del Surrealismo. Ghislaine Wood, comisaria de la exposición y conservadora del Victoria and Albert Museum, apunta: "El movimiento surrealista produjo algunos de los objetos visualmente más intrigantes del siglo XX. Esta exposición explora cómo el Surrealismo penetró en el mundo del diseño, creando un nuevo lenguaje visual moderno. Se apoderó de la imaginación popular y su fuerza hoy sigue estando vigente."

Thomas Gainsborough. Paisaje en Suffolk, c. 1748. Lienzo. Kunsthistorisches Museum de Viena, Galería Pictórica

Junto a pinturas surrealistas de artistas como René Magritte, Max Ernst, Salvador Dalí o Yves Tanguy, la exposición cuenta con algunos de los objetos más extraordinarios del siglo XX, desde el Sofá en forma de los labios de Mae West (1938) y el Teléfono Langosta (Téléphone-Homard, 1938) de Dalí, a creaciones de la genial diseñadora de moda Elsa Schiaparelli, como sus vestidos de noche Desgarro (Tear ) o Esqueleto (Skeleton ) ambos de 1938, pasando por la Mesa con patas de ave (Tisch mit Vogelfüssen) de Meret Oppenheim (1939). Entre las obras más destacadas de la exposición están los diseños de vestuario y las creaciones escénicas de Giorgio de Chirico para Le Bal (1929) de Diaghilev, y la obra Venus de Milo con cajones (Venus de Milo aux tiroirs, 1936/64) de Salvador Dalí.

Juan Muñoz
Juan Muñoz es el protagonista de otra muestra, del 27 de mayo al 28 de septiembre 2008, la mayor retrospectiva dedicada al artista a nivel internacional, organizada por el Museo Guggenheim Bilbao, en colaboración con la Tate Modern de Londres.

Muñoz es un punto de referencia en la renovación de la escultura contemporánea internacional, con más de 80 creaciones: esculturas, instalaciones, dibujos, obras radiofónicas y escritos, algunas nunca antes mostradas. El diseño de la muestra en Bilbao, expresamente pensado en diálogo con los singulares espacios arquitectónicos de Gehry, y la incorporación de reconocidas obras de gran escala, como la Escena de conversación (Conversation Piece), de 1994 o Trece riéndose los unos de los otros (Thirteen Laughing at Each Other) de 2001, le confiere a esta presentación un carácter único y singular.

En el año 1984, una pequeña escalera de caracol con un balcón en la parte superior y apoyada en una pared se presentó en una de las primeras exposiciones individuales de Juan Muñoz (Madrid, 1953-Ibiza, 2001) en Madrid. El artista alude a esta obra como "la primera pieza de la que recuerdo tener una cierta sensación de identidad". A lo largo de su carrera este motivo arquitectónico se repetiría y, más de dos décadas después, una pequeña escalera de caracol invertida abrirá la exposición retrospectiva de este artista, que falleció súbitamente a la edad de los 48 años.

Cy Twombly. Ferragosto V, 1961. Pintura al óleo, cera y lápiz de plomo sobre lienzo, presentada en el Guggem. Colección particular. Cortesía de Thomas Ammann Fine Art, Zúrich

Cy Twombly
Cy Twombly es protagonista de otra retrospctiva, del 21 de octubre al 8 de febrero 2009. será una exposición que permitirá analizar la trayectoria de uno de los artitas más relevantes del siglo XX.

Coincidiendo con el 80 cumpleaños de Cy Twombly, el Guggenheim Bilbao presentará, en colaboración con la Tate Modern de Londres, una de las más importantes exposiciones retrospectivas jamás realizadas sobre la obra de uno de los artistas más influyentes de la segunda mitad del siglo XX y principios del XXI, siendo ésta una oportunidad única de analizar su trayectoria.

Organizada de una forma cronológica, la exposición abarca la práctica totalidad de la carrera artística de Twombly, desde los años cincuenta hasta la actualidad, con el objetivo de realizar un análisis de su obra que aborde las claves fundamentales de su carrera.

La exposición profundiza, por un lado, en sus grandes series, entre las cuales se encuentra la perteneciente desde el año 2007 a la Colección Propia del Museo Guggenheim Bilbao, Nueve discursos sobre Cómodo, (Nine discurses on Comodus) realizada en el año 1963, que ocupa una posición central, no sólo en su carrera artística, sino también en la historia del arte de posguerra. Por otro, la muestra también subraya la importancia de su obra monumental, de sus esculturas y de sus dibujos, permitiendo vislumbrar la unidad latente en todo su discurso artístico.

Nacido en Lexington, Virginia (EEUU) en 1928, Cy Twombly estudió en Boston y en la influyente Art Students League de Nueva York donde conoció a Robert Rauschenberg en el año 1950. En el año 1951 ingresa en la Black Mountain College, en Carolina del Norte, donde entra en contacto con importantes figuras del arte americano como Ben Shahn, Robert Motherwell y Franz Kline. Junto a Rauschenberg realiza su primer viaje a Europa y a África en el año 1952. A mediados de los cincuenta, Twombly compartió estudio con este artista en Manhattan, trabajando en estrecha colaboración con él. Las obras de esta época revelan zonas dispersas de lápiz y crayón sobre el acrílico o el óleo de sus lienzos.

Cy Twombly se traslada a Italia en el año 1957, marcando una distancia espacial e incluso teórica con las dinámicas artísticas de Nueva York. A partir del año 1959 los números siguen a las palabras, formando imágenes. A ellos añade firmas, que Twombly introduce a comienzos de los años sesenta y que realiza con títulos y anotaciones a lápiz de los lugares y fechas en que completa sus obras. En 1976 retoma la escultura tras una pausa de diecisiete años desde que abandonara esta disciplina en el año 1959. En los años ochenta, y hasta la actualidad, Twombly continúa desarrollando un discurso artístico caracterizado por una gran unidad.

Peter Paul Rubens. Magdalena penitente y su hermana Marta, c. 1620 Lienzo. Kunsthistorisches Museum de Viena, Galería Pictórica

Obras maestras del Kunsthistorisches Museum
Obras maestras del Kunsthistorisches Museum de Viena es otra de las grandes muestras. Se abrirá al publico en octubre de 2008, y permitirá gozar de obras de Tiziano, el Veronés, Tintoretto, Van Eyck, Brueghel o Rubens en una selección única de la colección vienesa

El Kunsthistorisches Museum de Viena posee una de las colecciones más destacadas del mundo. El arte del siglo XVI, las Wunderkammer (o cámaras de las maravillas) del Archiduque Fernando y del emperador Rodolfo II de Habsburgo, así como el arte barroco coleccionado por el Archiduque Leopoldo Guillermo componen el núcleo de su magnífica colección, en la que la pasión por el arte y los gustos de la familia imperial se hacen evidentes aún hoy en día.

La colección abarca desde las antigüedades de Egipto, Grecia y Roma, hasta el arte del medievo o los fondos del renacimiento y el barroco, dividida en ocho secciones diferentes, algunas de las cuales se encuentran albergadas en los palacios Hofburg y Schönbrunn.

Esta muestra está comisariada por la Senior Curator del Solomon R. Guggenheim Museum de Nueva York, Carmen Giménez, y por Francisco Calvo Serraller, Catedrático de Historia del Arte en la Universidad Complutense de Madrid y Miembro de número de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando desde 1999.

La exposición, que se dividirá en seis secciones, pretende realizar un ejercicio de reflexión sobre esta majestuosa colección, a través de la presentación de sus obras maestras de diferentes épocas, estilos y medios. Cada sección se corresponde con conceptos periódicos dentro de la historia del arte occidental. Por un lado, se presenta el retrato, realizando un recorrido sobre la forma y manera artística de presentar el rostro humano desde la antigüedad clásica hasta el renacimiento y el barroco.

En segundo lugar, se presenta la sección del desnudo como una categoría que ha reflexionado sobre el orden y la proporción del cuerpo humano. Otras dos secciones destacadas de la historia del arte que se recogen en esta exposición de la Colección del Kunsthistorisches de Viena son los capítulos dedicados a la naturaleza muerta y al costumbrismo, dos formas de presentar el objeto y la acción cotidiana del hombre.

La quinta sección de la muestra está dedicada a la arquitectura y al paisaje, mientras que la última refleja la recurrencia a la Historia, Religión y Mitología, y cómo los artistas a lo largo de la historia han recogido hechos extraordinarios, concepciones de lo sobrenatural y de lo mitológico.

Instalaciones
Instalaciones, del 29 de abril 2008 a enero de 2009, mostrará la importancia de la instalación como modo de expresión de los artistas más recientes.

La instalación, ganó importancia a principios de la década de los noventa como modo de producción artística centrado en una experiencia física envolvente. Volviendo sus miradas a los pioneros "happenings" de la década de los cincuenta, así como a artistas minimalistas y post-minimalistas como Richard Serra, quien puso en primer término cierta consciencia corpórea de las intervenciones escultóricas, estos artistas expandieron los límites de la obra de arte hacia un entorno multimedia.

La exploración y la interacción sustituyeron el ideal moderno de la observación distante, al tiempo que el espectador se adentraba en mundos construidos a partir del vídeo, el sonido, la escultura, la pintura, y otros medios.

Los trabajos incluidos en esta presentación en el Museo Guggenheim Bilbao, evidencian, por medio de las obras de artistas recientes como Matthew Ritchie o David Altmejd, las diversas posibilidades que ofrece el arte de la instalación como modo de expresión.

> > Volver a la guía de Noticias




© Guiarte.com tiene el Copyright de sus colaboradores - Todos los derechos reservados
Ayudanos a llegar más lejos
Difunde Guiarte.com entre tus amigos