Sambódromo

El Sambódromo son las instalaciones donde se celebra el desfile de las Escuelas de Samba con motivo del carnaval de Río de Janeiro.
El Sambódromo es el lugar donde se hace el desfile de Carnaval de Río de Janeiro. Son unas infraestructuras compuestas por una calle larga, con gradas a ambos lados, donde circulan las Escuelas de Samba con sus trajes y carrozas de auténtica fantasía carnavalesca.

Las Escuelas de Samba (Escolas de Samba en portugués) son organizaciones populares de cientos o miles de componentes que cada año preparan una coreografía y unas fantasías para celebrar el carnaval.

Imagen del Sambódromo. A un lado se pueden ver gradas y al otro camarotes privados.
Durante la semana de carnaval se organiza el concurso de Escuelas de Samba, en el que todas salen a desfilar por el Sambódromo ante la mirada de un público tan copioso como atento. Cada Escuela prepara una gama de trajes de fantasía y unas carrozas totalmente motorizadas y con todo tipo de luces y efectos especiales, lo que hace que su recorrido sea una auténtica exaltación de movimiento, color y ritmo.

Desde que una Escuela de Samba comienza a circular por el sambódromo hasta que el último de sus componentes termina el desfile pueden pasar cerca de dos horas. Sin duda es un tiempo que se hace largo y sobretodo si se tiene en cuenta que tienen que circular cada día varias escuelas. Esto hace que los desfiles ocupen prácticamente toda la noche, desde la caída del sol hasta casi el amanecer.

Las entradas para el desfile del sambódromo se ponen a la venta de un año para otro. Es decir, a poco de terminar el carnaval se ponen a la venta las entradas para el año siguiente. Se acaban en muy poco tiempo, por lo menos las localidades más baratas. Aunque siempre se pueden comprar entradas en las agencias de viajes de Río de Janeiro hasta pocos días antes del acto. Y también en la reventa en la calle el mismo día que se celebran los desfiles. Los precios que pagará un turista pocos días antes del desfile rondarán por encima de los 100 euros, lo que hace que no todos los bolsillos puedan permitírselo.

Este dato, que arrojó recientemente el alcalde de Río de Janeiro, es interesante: Los ingresos del Sambódromo en dos días de desfile de las escolas de samba superan los 17 millones de dólares, lo que significa tres veces lo que ingresa cualquier estadio de fútbol en un año.

Turista posando con fantasías de carnaval en el Sambódromo.
Fuera de carnaval, es decir, el resto del año, el Sambódromo se utiliza para celebrar otros conciertos y eventos. Si no hay algún evento no tiene mucho sentido visitar el Sambódromo.
Qué ver en Río de Janeiro

> > Volver a la guía de Río de Janeiro




© Guiarte.com tiene el Copyright de sus colaboradores - Todos los derechos reservados
Ayudanos a llegar más lejos
Difunde Guiarte.com entre tus amigos