Sugiere a tus amigos que nos sigan en las redes sociales

Modigliani y su tiempo

Una excelente exposición que está atrayendo el interés de los aficionados al arte. La muestra se presenta en Madrid, del 5 de febrero al 18 de mayo, en las sedes artísticas de la Fundación Thyssen Bornemisza y de la Caja de Ahorros de Madrid.
Amedeo Modigliani. Desnudo recostado, 1917. Staatsgalerie Stuttgart

Madrid, febrero de 2008
Son un total de 126 obras que sirven para analizar la trayectoria artística de una de las grandes figuras del arte del siglo XX, Amedeo Modigliani (1884-1920), desde su llegada a París en 1906 hasta su muerte.

La gran novedad de este proyecto es que, por primera vez, se presentará la obra del artista italiano en diálogo directo, tanto con los grandes maestros que influyeron en él -Cézanne, Picasso o Brancusi-, como con sus amigos de Montparnasse: Marc Chagall, Jacques Lipchitz, Chaïm Soutine, Moïse Kisling, Ossip Zadkine, Tsugouharu Foujita o Jules Pascin, entre otros.

Diálogo con maestros y amigos
Modigliani fue un artista abierto a los principales movimientos de la vanguardia parisiense anterior a la Primera Guerra Mundial pero, a su vez, se mantuvo siempre independiente de todos ellos.

Amedeo Modigliani. Madame Zborowska, 1918. Tate. Legado de la Sra. A.F. Kessler 1983

Las obras reunidas en esta exposición proceden de numerosas colecciones privadas, museos e instituciones de todo el mundo. La exposición está estructurada en dos grandes secciones que revisan la relación de Modigliani con sus maestros, reunida en las salas del Museo Thyssen-Bornemisza, y con sus amigos, que se muestra en la sede de la Fundación Caja Madrid, al tiempo que sigue también un discurso cronológico.

Un año después de su llegada a París, Modigliani expone siete de sus obras en el Salon d'Automne de 1907, en el Grand Palais. Las grandes retrospectivas del París de esa época, como las dedicadas a Gauguin (1906) y Cézanne (1907) en el mismo Salon d'Automne, o las de Toulouse-Lautrec (1908) y, de nuevo, Cézanne (1910) en la Galerie Bernheim-Jeune, tuvieron una influencia decisiva en la formación plástica del joven Modigliani; al igual que la obra temprana de Picasso, que pudo conocer en sus visitas a las galerías de Ambroise Vollard y Clovis Sagot.

El contacto con las vanguardias parisinas produjo en el artista italiano un choque entre la impronta de su formación académica y la negación del arte del pasado por parte de las principales corrientes vanguardistas. Las obras reunidas en esta primera sala muestran cómo Modigliani intenta forjar su propio estilo asistido por el ejemplo de todos estos artistas; pero, muy particularmente, de Cézanne, en cuya obra vio resuelto el conflicto entre los maestros antiguos y un lenguaje plástico plenamente moderno.

Amedeo Modigliani. Retrato de Jeanne Hébuterne sentada, 1918. Colección del Israel Museum, Jerusalén.

Desde su llegada a París, Modigliani albergaba el deseo de ser escultor; él mismo referiría en más de una ocasión a sus amigos que su dedicación a la pintura era meramente "alimenticia", a la espera de poder desarrollar su verdadera vocación. Ésta vendría de la mano del descubrimiento del Arte Negro y de su amistad con el escultor rumano Constantin Brancusi, quien le alentó a emprender la talla directa en piedra dejando atrás los remanentes tardo-románticos de su producción temprana.

Derain y Picasso fueron algunos de los primeros artistas de la vanguardia parisina en mostrar su interés hacia el arte negro y ponerlo de manifiesto en su obra. Modigliani, quien posiblemente conoció Las señoritas de Avignon en fecha temprana, estudió el arte negro junto a su amigo y mecenas Paul Alexandre en repetidas visitas a la sección de etnografía del Trocadero ya en 1908; ese mismo año realiza sus primeros estudios de cabezas y cariátides inspirados en modelos africanos, de los que en esta sala se presentan magníficos ejemplos.

Amedeo Modigliani se dedicó a la escultura de forma casi exclusiva durante cinco años; su labor como escultor iluminará toda su obra posterior y será definitiva en la formación de su estilo pictórico maduro.

FICHA DE LA EXPOSICIÓN
Del 5 de febrero al 18 de mayo de 2008

Organizadores y sedes: Museo Thyssen-Bornemisza y Fundación Caja Madrid

Comisario: Francisco Calvo Serraller

Número de obras: 126 (67 en el Museo Thyssen-Bornemisza y 59 en la Fundación Caja Madrid); 40 ampliaciones fotográficas de originales de la época.

Publicaciones: Catálogo con ensayos de Francisco Calvo Serraller, Kenneth Wayne, Vicente Molina Foix y Juan Ángel López Manzanares; editado en español e inglés. Guía didáctica.

Dentro de las actividades paralelas a la muestra, del 27 de febrero al 30 de abril, en el Museo Thyssen-Bornemisza un curso monográfico en torno al tema de la exposición.

Como complemento a la exposición se organiza un ciclo de cine en torno a la figura de Modigliani. El programa incluirá una selección de películas sobre el artista y su época.

> > Volver a la guía de Noticias




© Guiarte.com tiene el Copyright de sus colaboradores - Todos los derechos reservados
Ayudanos a llegar más lejos
Difunde Guiarte.com entre tus amigos