Sugiere a tus amigos que nos sigan en las redes sociales

Muestra sobre Herodes el Grande

El Museo de Israel abrió la primera exposición sobre el Rey Herodes, en la que aparece su tumba recientemente descubierta.

Detalle de un baño de mármol, decorado con cabeza de Sileno. siglo I. En la muestra sobre Herodes el Grande. © the Israel Museum, Jerusalem / Meidad Suchowolski

Jerusalén, 16 de enero de 2013

El Museo de Israel, Jerusalén, inauguró la primera exposición en el mundo sobre la vida y el legado de Herodes el Grande, una de las figuras más influyentes –y controvertidas– de la historia romana y judía antigua. La exposición Herodes el Grande: la travesía final del Rey estará abierta hasta el 5 de octubre de 2013 y presenta unos 250 hallazgos arqueológicos de la tumba recientemente descubierta del rey en Herodión, así como de Jericó y otros sitios relacionados, para arrojar una nueva luz sobre el impacto político, arquitectónico y estético del reinado de Herodes.

Entre los objetos, que han pasado una restauración exhaustiva en el Museo de Israel para la presente muestra, se cuentan tres sarcófagos de la tumba de Herodes y frescos restaurados de Herodión, el cuarto de baño privado en el palacio en Cypros, elementos de piedra tallada nunca vistos antes del Monte del Templo y un recipiente imperial de mármol considerado como un obsequio de Augusto.

Reconocido como “el mayor constructor de la historia humana”, el Rey Herodes fue también demonizado debido a su incierto origen étnico y religioso, sus controvertidas alianzas políticas, la ejecución de su esposa y tres de sus hijos, y su asociación con el relato del Nuevo Testamento sobre la matanza de los Santos Inocentes en Belén.

Herodes el Grande: la travesía final del Rey aspira a ofrecer una comprensión mejor de esta figura del pasado a través de la arquitectura monumental que creó y el arte y los objetos con los que se rodeaba.

La exposición examinará los proyectos edilicios de Herodes, sus complejas relaciones diplomáticas con los emperadores y la nobleza romana, y la dramática procesión funeraria desde Jericó hasta el mausoleo que construyó para sí mismo en Herodión. La impresionante reconstrucción de la cámara funeraria del mausoleo es la pieza central de la exposición.

Copas de vino, de Plata, del tiempo de Augusto, en la muestra sobre Herodes. © the Metropolitan Museum of Art

En 2007, después de 40 años de búsqueda, el arqueólogo Ehud Netzer de la Universidad Hebrea de Jerusalén descubrió la tumba del rey en Herodión, en el linde del Desierto de Judea. El sitio incluía un palacio fortificado y un complejo de esparcimiento con jardines, grandes piscinas, casas de baño decoradas y un teatro con un palco real. En sus últimos años, Herodes reconfiguró la arquitectura del complejo a fin de prepararlo para su sitio funerario, y construyó un magnífico mausoleo que mira hacia Jerusalén. La exposición del museo está dedicada a la memoria del Prof. Netzer, que murió en 2010 en el sitio de su descubrimiento original.

“El Prof. Ehud Netzer llegó a la cumbre de su excavación del Herodión durante décadas con el descubrimiento de la tumba del Rey Herodes en 2007 y, en los cinco años siguientes, los arqueólogos que excavaron el sitio hicieron descubrimientos destacados que han profundizado nuestra evaluación del notable logro del Prof. Netzer y que han enriquecido nuestra comprensión de Herodes, su reinado y su papel en la historia de la región”, señaló James S. Snyder, director del Museo.

Vista de la esquina del sudoccidental de una habitación real en Herodion; restos hallados tras las excavaciones. © the Israel Museum, Jerusalem / Meidad Suchowolski

“Estamos orgullosos del trabajo extensivo de restauración que nuestro equipo de conservación ha logrado completar, y emocionados de presentar por primera vez al público estas piezas importantes en una exposición que iluminará un periodo crucial en la historia de la Tierra de Israel”.

La muestra Herodes el Grande: la travesía final del Rey etás organizada por el Museo de Israel y sus curadores son David Mevorah, curador de los periodos helenístico, romano y bizantino, y la Dra. Silvia Rozenberg, curadora principal de Arqueología Clásica Rodney E. Soher.

Herodes el Grande: la travesía final del Rey se organiza en torno de la ruta cuidadosamente planificada de la procesión funeraria de Herodes, desde la sala del trono en su palacio de invierno en Jericó, pasando por Jerusalén, hasta su tumba monumental en Herodión. Los temas centrales de la exposición incluyen el impacto de Herodes sobre el paisaje arquitectónico de Israel, sus complejas relaciones con el Imperio Romano y su muerte y sepelio.

Sarcófago de Herodes, en Herodion, en la muestra sobre este rey de Israel.© the Israel Museum, Jerusalem / Meidad Suchowolski

● Herodes, el gran constructor

El Rey Herodes es conocido por sus proyectos de construcción a gran escala, que requirieron enormes recursos y que transformaron el paisaje de Israel. Además de su logro más renombrado (la renovación y reconstrucción del Templo en Jerusalén), Herodes construyó palacios, fortalezas, edificios públicos, templos paganos y ciudades que reflejaban la integración de las tradiciones edilicias y materiales locales con la tecnología y el estilo romanos. Las extensas actividades edilicias de Herodes son ilustradas en la exposición a través de elementos arquitectónicos y fragmentos arqueológicos de diversos sitios herodianos, incluidos Jerusalén, Jericó, Cypros y Herodión.

● Relaciones internacionales

El ascenso de Herodes al poder estuvo estrechamente ligado al ascenso del Imperio Romano, cuya cultura admiraba profundamente. Inicialmente amigo y seguidor de Marco Antonio, Herodes cambió sus lealtades a consecuencia de las derrotas sucesivas, y buscó el favor del primer emperador romano Augusto. Herodes expresó su devoción dedicando templos y ciudades en honor de Augusto y también pagó tributo a otros personajes romanos notables, como Agripa, bajo la forma de apoyo monetario, militar y político. Su particular adhesión a Roma se presenta a través de retratos de Augusto, Livia y Marco Agripa, y de lujosos objetos de tiempos de Augusto, traídos de la región de Roma, así como de hallazgos herodianos importados o creados por artistas romanos.

● La travesía final de Jericó al Herodión

El funeral del Rey Herodes en 4 a.C. empezó en su fastuoso palacio de invierno en Jericó y finalizó en su fortaleza y palacio en Herodión, en donde fue sepultado en un mausoleo que miraba hacia Jerusalén, especialmente construido para él. La travesía final del rey se presenta a través de reconstrucciones de elementos arquitectónicos especiales de Jericó y Herodión, incluidas la sala del trono en el palacio de Jericó en la que se colocó el cuerpo de Herodes y la cámara funeraria de su mausoleo. La exposición estará acompañada por un extenso catálogo de 250 páginas, editado por el Museo de Israel, que es la primera publicación sobre el complejo de la tumba y otros descubrimientos en Herodión. Asimismo, el catálogo incluirá artículos académicos sobre la vida de Herodes y el legado de la arquitectura herodiana, escritos por el Prof. Netzer antes de su muerte en 2010, y por otros destacados expertos en este campo.

> > Volver a la guía de Noticias




© Guiarte.com tiene el Copyright de sus colaboradores - Todos los derechos reservados
Ayudanos a llegar más lejos
Difunde Guiarte.com entre tus amigos