Sugiere a tus amigos que nos sigan en las redes sociales

Los dibujos más bellos de van Gogh, en Nueva York

El Museo de Arte Metropolitano de Nueva York presenta ahora en Estados Unidos los más bellos dibujos de Vincent van Gogh(1853-1890), anteriormente expuestos en Ámsterdam.
Landscape with cottages, 1890. Van Gogh Museum, Amsterdam (Vincent van Gogh Foundation)

La primera retrospectiva de dibujos del pintor Vincent Van Gogh, se presentó ahora en Estados Unidos, organizada por el Museo de Arte Metropolitano de Nueva York, en conjunción con el Museo Van Gogh, en Ámsterdam.

Del 2 de julio al 18 de septiembre de 2005, el Museo Van Gogh ya había mostrado en Ámsterdam estos bellos dibujos de Vincent van Gogh. Ahora estarán visibles para el público neoyorquino, hasta el 31 de diciembre

Es una colección representativa de más de 100 obras punteras de su extensa obra. Con ella, el Museo Van Gogh quiere subrayar el talento como dibujante de este afamado artista holandés.

Las obras provienen de colecciones públicas y privadas de todo el mundo, y, debido a su sensibilidad a la luz no se pueden ver nunca o casi nunca. Sus mejores hojas, en las que da muestras abundantes de su capacidad de renovación artística, se consideran auténticas obras de arte. El mismo van Gogh las solía considerar como dignos complementos de sus cuadros.

Cuando en 1880, Van Gogh decidió hacerse artista, lo hizo según un programa de aprendizaje propio. Consideraba que dibujar era la base de la pintura y sabía que tendría que trabajar duro para cualificarse en su nueva profesión. Una serie de dibujos paisajísticos del pueblo rural de Etten, donde se afincó en la primavera de 1881, muestra la habilidad que desarrollaría en ese género.

A principios de 1882 se muda a La Haya, donde siguió un periodo marcado principalmente por la experimentación: Van Gogh probó muchos materiales de pintura – principalmente el negro – e intentó dominar materias tales como la perspectiva y la anatomía. El característico y robusto estilo de dibujo de su época holandesa adquiere forma, al cabo del tiempo, hacia 1882. Además de dibujos con materiales oscuros, el autor crea también acuarelas coloristas.

En diciembre de 1883, después de un corto periodo de tiempo en la provincia de Drenthe, Van Gogh se establece en Nuenen. Allí dibuja y pinta a las tejedoras y sus miserables condiciones de vida. Su capacidad como dibujante adquiere gran forma con una serie de siete impresionantes paisajes, realizados en marzo/abril de 1884, de los cuales se muestran cinco en la exposición. Dejan ver claramente que Van Gogh tiene capacidades fuera de lo común para el dibujo. Como esos trabajos no tienen éxito comercial, durante el verano de 1885 se concentra de nuevo en el estudio anatómico, lo que produjo más de cincuenta obras, principalmente sobre agricultores afanados en su trabajo.

Aunque esos dibujos no eran más que ejercicios, esa serie es de calidad excepcional, y contiene obras maestras como el Arenleester (la espigadera) y el Houthakker (el cortador de madera).

Los problemas que tenía en Nuenen y la necesidad continua del estudio anatómico le hacen mudarse en noviembre a Amberes. Ya al cabo de tres meses Van Gogh sigue su viaje hacia el sur para instalarse en París con su hermano Theo van Gogh, que era marchante. Durante su estancia allí, que duró dos años, se dedica principalmente a hacer más luminosa su paleta de colores.

Sólo en 1887 crea nuevos dibujos ambiciosos, incluyendo vistas de la ciudad, que muestran cómo Van Gogh desea plasmar en papel sus nuevos logros. Su nuevo y moderno estilo se muestra principalmente en una serie de coloridas acuarelas realizadas el verano de aquel año, en las que se ve claramente la influencia del arte japonés.

En febrero de 1888 se muda a Arlés. El descubrimiento de la plumilla de carrizo anuncia una serie de dibujos paisajísticos muy conseguidos, cuya culminación es la llamada serie Montmajour: seis grandes vistas del reverberante paisaje provenzal. En la exposición se puede contemplar la serie completa. El amor de Van Gogh por la vida en el campo se muestra de nuevo en otro punto álgido de la exposición. Cuatro versiones de La Cosecha (De oogst), una acuarela, un cuadro y dos copias dibujados con plumilla ilustran el proceso artístico tan característico de su obra realizada en Arlés: un ir y venir entre la pintura y el dibujo con lo que el artista podía probar el ritmo y la cohesión sobre diferentes materiales. Dibujos virtuosos de parques y jardines, vistas de la ciudad y una serie de retratos completan la imagen de la impresionante producción de Van Gogh en aquella pequeña ciudad del sur de Francia.

En Saint-Rémy, donde se interna en un sanatorio a causa de su enfermedad, Van Gogh hace relativamente pocos dibujos con ambiciones reales. Los dibujos a plumilla creados allí muestran cómo busca un estilo rítmico y casi decorativo. Los motivos los encuentra en el viejo jardín y en los alrededores del antiguo monasterio. También experimenta con el color. Hay una serie de dibujos con pincel del jardín que hizo con óleo (muy diluido) de vivos colores y un estilo de dibujo llamativo, casi gráfico. En la exposición se pueden ver las tres famosas vistas del interior de la clínica psiquiátrica, también realizadas al óleo.

En mayo de 1890, dos meses y medio antes de su muerte, que aconteció el 29 de julio de 1890, Van Gogh se instala en Auvers-sur-Oise, donde realiza decenas de cuadros, pero los dibujos que hace allí se limitan a estudios, con excepción de algunas páginas pintadas principalmente en color.

Con el fin de presentar la imagen de Van Gogh como dibujante con más amplitud, y sin limitarse a sus obras maestras, en la exposición se presta también atención a otras facetas de su trabajo. Así, se podrán ver los libros de texto y los materiales de dibujo de Van Gogh y diferentes estudios, bocetos y algunos bocetos de cartas mostrarán cómo se llevaba a cabo generalmente el proceso artístico.

Van Gogh dibujante. Sus obras maestras, se ha llevado a cabo en colaboración con el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, donde se expone la selección desde el 11 de octubre hasta el 31 de diciembre de 2005.

Philippe de Montebello, director del museo, destacó que "Cuando la gente piensa en Van Gogh tiende a pensar en sus pinturas y en su vivo y, a veces, poco convencional uso del color. Sus dibujos son una revelación para quienes creen conocer por completo su visión artística".

Retrato de Joseph Roulin, 1888. J. Paul Getty Museum, Los Angeles

Datos adicionales

Título
Van Gogh dibujante. Sus obras maestras

Fechas
Del 11 de octubre al 31 de diciembre de 2005.

Publicaciones
Con motivo de la exposición, el Museo Van Gogh publica (en colaboración con Mercatorfonds, Bruselas) el libro Van Gogh dibujante. Sus obras maestras, escrito por el conservador jefe Sjraar van Heugten, 200 páginas, 170 ilustraciones a color, disponible en encuadernación en rústica, en inglés, francés y holandés.

Además, se publica un amplio catálogo de la exposición: Vincent van Gogh: The Drawings, con colaboraciones de Sjraar van Heugten, Colta Ives, Susan Alyson Stein y Marije Vellekoop, Museo Metropolitano de Arte/Museo Van Gogh, 400 páginas, 300 ilustraciones, sólo en inglés.

Sitios web
www.vangoghmuseum.nl

www.metmuseum.org/

> > Volver a la guía de Noticias

Imágenes enviadas por los usuarios
Los usuarios de guiarte han enviado 0 fotos.
Añadir una imagen




Comentarios al artículo
Se muestra 1 comentario

pepedoloresprieto
20/12/11
por favoooooooor
lo petaaaaaaa no por favor que hace ser vulgaaarrr
grrrr me pone atope


© Guiarte.com tiene el Copyright de sus colaboradores - Todos los derechos reservados
Ayudanos a llegar más lejos
Difunde Guiarte.com entre tus amigos